[...]
Barcos de alquiler fondeados en el mar del Caribe
BUSCAR BUSCAR

Alquiler de barcos en Islas Eólicas

Las mitológicas Islas Eólicas

Pídenos tu presupuesto personalizado
¡Tu viaje en barco en 4 pasos!
¿Qué tipo de barco quieres?
¿Cuantos os vais a enrolar?
Debe ser un número
¿Quieres patrón?
Venga, cuéntanos si quieres que te lleven...
¿Cuando quieres zarpar?
Seguro que sabes cuándo quieres zarpar, ¡cuéntanoslo!
(Opcional) Presupuesto
¿Cuántos días váis a estar?
Cuentanos cuanto vas a estar
¿Como te contactamos?
Necesitamos saber cómo te llamas
Lo necesitamos poder enviarte tus presupuestos
¿Has puesto el prefijo país + número de teléfono?
Es obligatorio haber aceptado la política de privacidad
No te mandaremos spam, de verdad.
Compra tu Lagoon
Compra tu Lagoon
Compra tu Lagoon
Compra tu Jeanneau
Compra tu Jeanneau
Compra tu Jeanneau
 

Las Eólicas encuentran su historia principalmente en la mitología. Se creía que pertenecían a los dioses y otras criaturas monstruosas y que fue el mismo Eolo quien les puso el nombre. La fragua de Vulcano debía estar en el cráter del volcán donde forjaba los rayos de Zeus y las siete islas conformaban un “Y” que se asemeja a la constelación de Orión en las estrellas.

Fuera de la mitología, se trata de un archipiélago de origen volcánico, declarado Patrimonio de la Humanidad, situado en el mar Tirreno y cercano a la Sicilia perfecto para ser explorado alquilando un barco o alquilando un goleta en alguna de las Eólicas. Se compone de 7 islas, de las cuales Lípari es la más grande de ellas. En su mayoría se componen de paisajes de postal que combinan olivos, vides, chumberas y buganvillas en el campo y sobre casas encaladas con techos planos. De playas con arenas negras herederas del color de la lava hecha piedra y acantilados soberbios. Una mezcolanza que origina una paz y un sosiego insospechados. Estas islas cuentan con yacimientos prehistóricos que revelan el continuo relevo de pueblos en el lugar: romanos, árabes, fenicios e incluso españoles.

Lípari y Salinas, las más grandes de las Eolias, son las que generan más afluencia de turismo, pero este se calma en los meses de frío y casi desaparece. Entonces Lípari se vuelve encantadora y es agradable pasear por la ciudadela y el puerto de Marina Corta. De Salinas, la más verde de todas por su vocación agrícola, es famosa la casita en los acantilados de Pollara donde se redoran películas como ´El cartero´. En Strómboli, el volcán lanza aún en algunas noches centellas al cielo y deja caer su lava por la ladera de Sciara del Fuoco.