[...]
Alquiler de barcos en Islas Vírgenes Británicas
BUSCAR BUSCAR

Alquiler de un Barco en las Islas Vírgenes Británicas

Encontrar una forma y un ritmo de vida diferentes

El alquiler de un barco en las Islas Vírgenes Británicas te ofrece la posibilidad de descubrir el carácter único de cada isla de este archipiélago volcánico virgen. Top Sailing Charter pone a tu disposición un servicio de alquiler de barcos en Tórtola con el que podrás descubrir esta maravilla del Caribe.

Desde 1.687,25
Desde 1.643,50
Desde 24.831,50
Desde 1.643,50

¿Tienes dudas? Solicita una vídeollamada personalizada


Viaje a las Islas Vírgenes Británicas a bordo de un barco de alquiler

En las tan adoradas y famosas aguas del mar del Caribe, al este de Puerto Rico, se dibuja el archipiélago de las Islas Vírgenes Británicas, compartidas entre Estados Unidos, Puerto Rico y Gran Bretaña. De entre estas elegimos alquilar un catamarán en las British Virgin Islands para cruzar millas de ultramar entre los cielos y la tierra. Este es el paraíso de las Antillas que cocina lagos, playas y calas de infarto sazonadas con arenas blancas y aguas esmeraldas. Las más importantes en tamaño son Tórtola, Virgen Gorda, Anegada y Jost Van Dyke.

 

Los amantes del buceo se encontrarán en su salsa descubriendo alguno de los fondos más ricos y espectaculares del planeta. No sólo la vegetación y la fauna marina, sino también los restos de naufragios antiguos nos deleitarán con toda una aventura submarina. Los mejores lugares para esto son Peter Island y cerca de la Isla Anegada por los increíbles y fantasmagóricos buques piratas hundidos.

 

Otras islas, como la Tórtola, se rinden con hermosas playas bajo cocoteros y discretas calas para los aventureros. Destacan las Apple Bay y la Brewers Bay. En el caso de la Virgen Gorda, además, ofrece las piscinas naturales saladas. Cuidado, porque se recomienda no navegar de noche cerca de la Anegada por su litoral rocoso. Pero que no se te escape un paseo con tu barco de alquiler cerca del montoncito de arena que es la pequeña Sandy Bay o la diminuta Saba Rock, que tan sólo cuenta con una casa, un club de submarinismo (el lugar lo merece) y un pub.

 

El clima es espectacular durante todo el año con un generoso sol en la mayoría de los días. Es el lugar perfecto para los amantes de la navegación, la vela, la playa y el mar.