Vaixells de lloguer fondejats al mar del Carib
CERCAR CERCAR

Ventajas e inconvenientes del alquiler de barco con patrón

alquilar un barco con patrón title=

Alquilar un barco con patrón puede ser la opción ideal si no se cuenta con licencia o experiencia o si prefieres disfrutar sin preocupaciones.

Ya has decidido que disfrutarás de una experiencia inolvidable navegando en aguas próximas a costas idílicas. Pero la planificación de tus días de vacaciones requiere también de la toma de otras decisiones. El siguiente paso es tener claro el tipo de embarcación a alquilar: ¿será un velero? ¿Un catamarán? ¿Una goleta? ¿Un yate? Resuelto esto, nos encontraremos ante un nuevo dilema: alquilar una embarcación con o sin patrón. Aquí te contamos las ventajas e inconvenientes del alquiler de un barco con patrón.  

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que esta alternativa no se plantea cuando no dispones de título de patrón de embarcaciones de recreo. Sin embargo, cada vez más personas están obteniendo permiso para navegar a través de esta y otras licencias.  

 

Ello no impide que quienes cuenten con la titulación necesaria para pilotar un barco prefieran delegar la responsabilidad en alguien más experimentado y mayor conocedor de las aguas que se van a surcar. Y es que tampoco podemos olvidarnos de que estamos de vacaciones. ¿Acaso no están hechas para relajarse y disfrutar? 

 

Por ello vamos a mostrarte cuáles son los pros y los contras de alquilar un barco con patrón y contratar así a alguien que capitanee nuestra embarcación.  

guía vacaciones en barco privado

Ventajas del alquiler de barco con patrón 

En determinados barcos de lujo, como los yates y megayates, y los modelos de goletas, catamaranes o veleros de alto standing, lo habitual es contar con un patrón e incluso con tripulación. Sin embargo, también se puede encomendar a un patrón profesional que maneje barcos de menor tamaño o modelos más asequibles a nivel económico. En cualquier caso, las ventajas de ello son claras: 

 

  • La comodidad en el día a día. Cuando estamos de vacaciones es preferible despreocuparse de tareas que exigen una atención permanente y delegarlas en quienes se dedican profesionalmente a ello. 

 

  • Sin preocupaciones. Estarás libre de responsabilidad en las decisiones derivadas del manejo de la embarcación. En algunos casos, en función de la embarcación, podrás echar una mano en labores de fondeo o deberás encargarte de la comida o la limpieza si optas por el alquiler de un barco con patrón pero sin tripulación

 

  • La posibilidad de conocer a fondo los lugares que se visitan. Por regla general, el patrón es oriundo o residente habitual en la zona por la que viajaremos. Esta circunstancia nos permitirá disfrutar de las mejores playas, de las calas más hermosas y menos concurridas y de cualquier otro paraje que merezca la pena contemplar.  Además, su conocimiento no se limita a la navegación, así que también podrá recomendarte qué ver en tierra: monumentos, restaurantes, zonas de ocio… Recuerda que nadie conoce mejor los secretos de un lugar que su propia gente. 

 

  • No tener que hacer turnos para llevar el timón. En todo momento, será el patrón quien se ocupe de ello, lo que te permitirá tomar el sol o disfrutar del paisaje haciendo fotos sin pensar en el rumbo que toma el barco. 

 

  • No tener que cocinar a bordo. En algunas de las embarcaciones que incluyen tripulación podrás contar con los servicios de algún cocinero (chef en los barcos más lujosos) que se ocupe de los fogones. Pocas cosas se disfrutan más mientras se navega que un menú basado en los sabores del mar y, sobre todo, adaptado a tus gustos.  

 

  • Aprendizaje sobre náutica. Si pretendes obtener un permiso para pilotar embarcaciones de recreo o ya dispones de él, el patrón podrá resolver tus dudas y enseñarte conceptos náuticos fundamentales.  

Inconvenientes del alquiler de barco con patrón 

Las desventajas o contras que implica viajar acompañado de un patrón y una tripulación son menores que sus ventajas como podrás deducir tras lo anterior, aunque también pueden señalarse algunas: 

 

  • Menos intimidad. Como es obvio, no es lo mismo estar acompañado solamente de tu pareja, tu familia o tus amigos que compartir viaje al mismo tiempo con alguien desconocido. Aunque el trato con el patrón sea correcto, e incluso amable, en algún momento es posible que prefiramos estar a nuestro aire, lo que no será posible hasta que no toquemos tierra.  En cualquier caso, los patrones de barco son profesionales con experiencia en este tipo de viajes y siempre velan por la tranquilidad de los navegantes

 

  • No podrás disfrutar del placer de patronear y manejar un barco. Navegar y manejar un barco por ti mismo es un reto apasionante que merece la pena vivir, aunque para ello, por supuesto, deberás tener la licencia correspondiente. A pesar de todo, tú mismo serás partícipe del diseño de tu propio viaje y siempre podrás acordar con el patrón posibles variaciones del itinerario inicial teniendo en cuenta su consejo de experto. 

 

  • Un coste más elevado. El alquiler de un barco con patrón implica que el cliente tenga que invertir algo más de dinero para pagarle, tanto a él como a la tripulación (si fuera necesaria para el manejo del barco). Sin embargo, también es cierto que es una contraprestación a la tranquilidad de la que gozarás en tus vacaciones. 

 

Ahora que ya sabes qué tener en cuenta en el alquiler de barcos y conoces los pros y los contras de alquilar un barco con patrón, te invitamos a dejarte asesorar por los experimentados profesionales en chárter náutico de Top Sailing Charter. Queremos que disfrutes de la experiencia de alquilar una embarcación desde el primer momento.  

 

guía para organizar un viaje en barco

Share this yacht:
Facebook
Twitter
E-mail