Barcos de alquiler fondeados en el mar del Caribe
BUSCAR BUSCAR

Split - Dubrovnik (14 días - 289 mn)

Split - Krka - Kornatir - Telascita - Isla de Solta - Stari Grad - Hvar - Isla de Vis - Islas de Lastovo - Korcula - Mljet - Ston - Lopud - Dubrovnik

Alquilar un barco en Split y navegar hasta Dubrovnik, la perla del Adriático, es una de las mejores opciones que existen para conocer las islas dálmatas más interesantes de entre el millar que hay esparcidas frente a las costas de Croacia. El puerto de Split es un buen punto de partida para alquilar un velero, una goleta, un catamarán o un yate -según presupuesto y necesidades- y disfrutar de unas vacaciones náuticas relajadas y inolvidables. ¿A qué estás esperando?


Día 1: Split - Krka (40 mn)

Split - Krka (40 mn)

Iniciamos nuestras vacaciones náuticas en el puerto de Split, una de las ciudades que más impresiona al viajero que visita Croacia. Antes de embarcar no podemos perdernos una visita a su centro histórico, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1979 ni un paseo por sus animadas calles, llenas de gente a todas horas. Si hemos alquilado un barco con tripulación ésta nos dará la bienvenida y nos informará de la rutina a bordo durante los 14 días de crucero. Si hemos alquilado un barco sin patrón porque tenemos titulación sólo tendremos que hacer el check-in y salir a navegar.

Día 2: Parque Nacional de Krka - Kornati (28 mn)

Parque Nacional de Krka - Kornati (28 mn)

En la primera etapa de nuestro viaje en barco navegaremos por aguas dulces para descubrir el Parque Nacional del río Krka, famoso por sus siete cascadas, que se originaron, igual que en los Lagos de Plitvice, con la sedimentación del travertino, un tipo especial de piedra caliza. La cascada más caudalosa es la de Ripki slap mientras que la Skradinski buk es la más grande y la más conocida además de ser la última en el camino del Krka hacia el mar. A las puertas del Parque Nacional de Krka está el pueblecito de Skaradin, que tiene un pequeño puerto donde atracar nuestro velero o yate de alquiler. Desde aquí se organizará una excursión al parque, situado a unos 4 kilómetros. ¡No os privéis de un buen baño en las cascadas! Para rematar la jornada te recomendamos probar algunos pescados del río en algún restaurante local.

Día 3: Kornati, parque nacional - Telascica (9 mn)

Kornati, parque nacional - Telascica (9 mn)

Después de la experiencia de adentrarnos en el río, volvemos al Adriático para descubrir en barco el Parque Nacional de las islas Kornati. Se trata de un archipiélago compuesto oficialmente por 147 islas e islotes, aunque según una leyenda lugareña en realidad son 365 islas, tantas como los días del año. En medio de este laberinto de islas buscaremos una bahía donde pasar el día y disfrutar de un baño tranquilo y una buena comida a bordo de nuestro catamarán de alquiler (o el tipo de barco que hayamos alquilado). El agua aquí está tan limpia que se puede ver el fondo marino incluso hasta una profundidad de ¡40 metros! Un paraíso para los aficionados al buceo y la pesca submarina.

Día 4: Parque Natural Telascica - Isla de Solta (40 mn)

Parque Natural Telascica - Isla de Solta (40 mn)

El parque natural de Telascica se encuentra en el extremo sur de la isla de Dugi Otok, conocida también como la Isla Larga. Se trata de un golfo con un risco alto y vertical en cuya cúspide se encuentra un gran lago salado llamado Mir (Paz). Para que podamos visitar el lago el patrón de nuestro barco de alquiler tomará una boya y saldremos a hacer un poco de senderismo. Las aguas del lago están dos o tres grados más calientes que la del mar por lo que se le atribuyen propiedades medicinales. Telascica es un lugar perfecto para practicar el buceo debido a la riqueza de la vida marina. Por la tarde, haremos una fogata, para hacer el pescado fresco en la parrilla, abrir una botella de vino y disfrutar en silencio de la noche estrellada.

Día 5: Isla de Solta - Stari Grad (22 mn)

Isla de Solta - Stari Grad (22 mn)

Descubrir Solta en velero o catamarán será un recuerdo para toda la vida. En cualquiera de sus bahías podrás tumbarte, relajarte, remojarte con las fragancias del Adriático y sorprenderte con la comida que te prepararan a bordo. ¡Es la ventaja de alquilar un barco con tripulación! Desde Solta navegaremos hasta la isla de Hvar, concretamente a Stari Grad. Pero antes de llegar, el capitán anclará en una bahía llamada Tiha -“silencioso” en croata-, un paradisíaco rincón que hace honor a su nombre y donde podremos seguir con nuestra rutina de baños, buceo y exquisita comida a bordo.

Día 6: Stari Grad - Hvar (14,50 mn)

Stari Grad - Hvar (14,50 mn)

Stari Grad, que en croata significa “ciudad vieja”, es una pequeña ciudad de la isla de Hvar rodeada por un paisaje de olivos y viñedos que seguro que os sorprenderá gratamente. Fue fundada por los griegos con el nombre de Pharos y posteriormente ocupada por Roma. Entre los lugares de interés destaca el Kastel Tvrdalj, una vivienda fortificada construida en 1520 por el escritor Petar Hektorovic y que sigui conservando el estanque donde criaba peces. Un consejo: no te pierdas un tranquilo paseo por la larga rambla que bordea la bahía.

Día 7: Hvar - Isla de Vis (13,50 mn)

Hvar - Isla de Vis (13,50 mn)

Estamos en el ecuador de nuestro viaje y seguro que ya ni te acuerdas de lo que significa la palabra estrés, pero aun te quedan muchas maravillas por descubrir. De momento no abandonamos la isla de Hvar sino que nos dirigimos a la ciudad del mismo nombre, en el extremo occidental de la isla. La comida se servirá a bordo mientras fondeamos en la isla de Scedro y por la tarde el patrón amarrará nuestro velero o yate de alquiler en el puerto de Hvar, en una tranquila bahía. La ciudad es famosa por su turismo de élite y el gran ambiente nocturno, por lo que después de cenar podemos tomar una copa en alguno de sus clubs, como por ejemplo el Carpe Diem, uno de los más populares del lugar.

Día 8: Isla de Vis - Islas de Lastovo (38 mn)

Isla de Vis - Islas de Lastovo (38 mn)

Navegar en velero por el Adriático, o en cualquier otro tipo de barco de alquiler, te permite descubrir joyas como la isla de Vis, una de las más alejadas de la península. Se trata de un lugar donde todavía no han llegado ni las multitudes ni los grandes complejos hoteleros. La multitud de cuevas que hay a lo largo de la costa es uno de los principales atractivos de la isla, aunque la más conocida, Modra Spilja (Cueva Azul) se encuentra en la vecina isla de Bisevo. En la isla de Vis hay playas de grava natural y el mar es muy limpio y transparente, ideal para buceo, jet ski, windsurf y otras actividades náuticas.

Día 9: Isla de Lastovo - Korcula (21,50 mn)

Isla de Lastovo - Korcula (21,50 mn)

La isla de Lastovo es muy popular entre los navegantes por su belleza natural y su tranquilidad. ¡Es casi una isla virgen! Tiene una hermosa línea de costa con calas por doquier, bosques de pinos, acantilados con naturaleza virgen y bahías escondidas, como la de Luka. Es una isla ideal para los apasionados de la navegación a vela, el buceo y la pesca submarina, pero también para los amantes de la buena gastronomía (especialmente pescado y marisco) y los vinos exquisitos, como por ejemplo el Marastina, seco y de gusto característico. Los inviernos en Lastovo son muy suaves por lo que es un destino ideal para viajar en goleta, yate o velero en cualquier época del año, incluso en febrero, cuando tiene lugar su famoso Carnaval.

Día 10: Korcula - Mljet (25 mn)

Korcula - Mljet (25 mn)

Sin duda, la isla de Korcula, ocupa un lugar privilegiado entre las islas croatas. Probablemente existan más leyendas, cuentos y monumentos que en cualquier otro lugar. Se dice, por ejemplo, que Marco Polo nació aquí y hay un museo dedicado a él en la ciudad de Korkula, en cuyo puerto deportivo amarraremos nuestro barco de alquiler para pasar la noche. Korkula es la típica villa medieval dálmata, con torres rojas de defensa y casas abigarradas, pero es también una de las ciudades más animadas de la costa croata. Si tienes posibilidad de estar en la isla el 29 de julio, fiesta de San Teodoro, patrón local, no te pierdas la escenificación de la danza Moreska. ¡Todo un espectaculo!

Día 11: Mljet - Ston (14,50 mn)

Mljet - Ston (14,50 mn)

Después de desayunar en la sombra de popa, el capitán de nuestro yate o catamarán de alquiler navegará hacia el sorprendente y único parque natural de Mljet, una isla de leyenda con una historia de amor que tiene como protagonistas a Ulises y Calipso. Primero anclaremos en la bahía de Polace, donde podremos nadar y comer cangrejos y pescado fresco, y por la tarde podemos visitar los lagos de sal que hay en el parque: el Lago Mayor (Veliko Jezero), con un islote en su interior donde se alza un monasterio benedictino del siglo XII -¡una isla dentro de una isla-!, y el Lago Menor (Malo Jezero). En realidad no se trata técnicamente de lagos, sino de dos ensenadas unidas al mar por un pequeño paso apenas imperceptible, lo que los convierte en “saladas”.

Día 12: Ston - Lopud (14 mn)

Ston - Lopud (14 mn)

Después de varios días navegando en yate o goleta de isla en isla volvemos al continente. Nuestro destino es el pequeño pueblo de Ston, en la península de Peljesac, a unos 60 km de Dubrovnik. Lo más llamativo de Ston son sus impresionantes murallas. de 5,5 km, las más largas de Europa. Fueron construidas en 1.333, cuando Ston pertenecía a la República de Dubrovnik y era uno de los productores de sal más importantes, y su buen estado de conservación es impresionante.

Día 13: Bahía de Sunj en la isla de Lopud - Dubrovnik (9 mn)

Bahía de Sunj en la isla de Lopud - Dubrovnik (9 mn)

La isla de Lopud forma parte de las islas Elafitas que se divisan desde Dubrovnik hacia el norte. Muchas de estas islas son muy pequeñas y están deshabitadas. Sólo tres están habitadas y Lopud es sin duda la más hermosa de las tres, especialmente la bahía llamada Sunj, en el extremo sur de la isla, donde fondearemos nuestro barco de alquiler. Se trata de una bahía prácticamente redonda con una entrada angosta y estrecha y una larga playa de arena ideal para los niños pequeños. En la playa se pueden alquilar tumbonas y sombrillas y hay chiringuitos en los que comer o beber algo.

Día 14: Dubrovnik - Llegada

Dubrovnik - Llegada

Todo lo bueno tiene un final y Dubrovnik significa en nuestro caso el final de nuestro viaje en barco por el Adriático. El final de unas vacaciones diferentes, relajadas y inolvidables. El barco de alquiler pasará una noche en la bahía Zaton Malí, cerca de la ciudad, y el día 15 se ruega a abandonar el barco sobre las 9 de la mañana, para que lo puedan preparar para una nueva ruta. Te sugerimos que, después de desembarcar, permanezcas unos días en la costa y disfrutes de la magia de Dubrovnik, conocida como “la perla del Adriático”.
*La ruta indicada es sólo orientativa, cualquier error en el contenido, no será motivo de reclamación. Si quiere visitar otros lugares, la ruta puede ser modificada en función de sus preferencias. En caso de alquilar una embarcación con patrón, éste podrá decidir cambios en el itinerario previsto por causas imprevistas y/o ajenas a la organización
 

Lagoon 450 Ibiza
Lagoon 450 Ibiza
Lagoon 450 Ibiza
 

¿Necesitas ayuda?
SOLICITA TU BARCO DE ALQUILER SIN COMPROMISO

  • He leído y acepto la política de privacidad
    He leído y acepto la política de privacidad
SOLICITA PRESUPUESTO
  • He leído y acepto la política de privacidad
    He leído y acepto la política de privacidad
SOLICITA TU BARCO  AQUÍ